Un tribuanal chileno despojó al ex-dictador Augusto Pinochet de inmunidad, en un caso criminal que implicó la muerte de un general chileno en 1974.

La decisión de la Corte de Apelaciones de Santiago, adoptada este jueves, podría despejar el camino para que el general Pinochet sea juzgado por las muertes del general Carlos Prats y su esposa, ambos asesinados con un coche-bomba.

La Corte Suprema de Justicia de Chile sostuvo dos dictámenes de inmunidad en dos casos previos contra Pinochet. Los casos incluyen a la “Operación Cóndor”, un esfuerzo conjunto de las dictaduras latinoamericanas en la década de la década de 1970, por eliminar la oposición.

Se calcula que unas tres mil personas murieron o desaparecieron durante el gobierno de Pinochet de 1973 a 1990, mayormente por razones políticas.