El Secretario General de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer efectuó una sorpresiva visita hoy a Bagdad, donde inauguró la academia de la alianza que ayudará a entrenar al nuevo ejército iraquí.

Ante las tropas y autoridades, De Hoop Scheffer dijo que la OTAN está en Iraq en nombre del pueblo iraquí y para ayudarles a tomar su destino en sus propias manos.

También subrayó la importancia de efectuar elecciones el 30 de enero, como está planeado.

Actualmente, la OTAN mantiene unos 70 empleados en Iraq, pero planea extender ese número, incluyendo a unos 300 instructores y a una pequeña fuerza de la OTAN para protegerlos.

Varias de las 26 naciones miembros de la alianza se opusieron a la invasión de Iraq liderada por Estados Unidos y esos países no participarán en la misión.