Un grupo de diplomáticos, abogados, líderes religiosos, escritores y científicos británicos exhortaron al primer ministro Tony Blair a que establezca una investigación independiente sobre el número de civiles muertos en Iraq.

En una carta abierta a Blair, los 44 firmantes dicen que una investigación del número de muertos es la única forma de que Gran Bretaña cumpla con sus requerimientos legales para proteger a civiles iraquíes.

Las autoridades británicas han rechazado un informe publicado en octubre en la revista médica Lancet que indica que el número de civiles muertos en Iraq es de casi 100 mil desde marzo del año pasado.