Delegados del Colegio Electoral de Estados Unidos votaron formalmente por presidente, reafirmando el resultado de la elección nacional del 2 de noviembre que dio a Bush un segundo y último período de cuatro años.

Este lunes delegados de los 50 estados se dieron cita en las respectivas capitales estatales para depositar votos que reflejaron la decisión popular del mes pasado.

La formalidad es la segunda fase de la elección presidencial estadounidense que quedará completa el 6 de enero cuando el presidente del Senado declare al ganador oficial.

El 20 de enero tendrá lugar la ceremonia de juramentación.

Estados Unidos elige a sus presidentes por un sistema popular indirecto, y se necesitan 270 votos para lograr la presidencia. Bush logró 286 votos electorales, según cifras extraoficiales.