Hamid Karzai, el presidente de Afganistán, admitió que su gobierno recibe dinero de Irán una o dos veces al año.

Karzai calificó las transacciones de dicho dinero como una forma transparente de ayuda financiera. El gobernante afgano indicó que Irán dio a su oficina cientos de miles de dólares en varias ocasiones.

“Todo esto es transparente. Y sí, el dinero llega en bolsas”, admitió Karzai.

Los comentarios del presidente Karzai surgieron en respuesta a las acusaciones del diario estadounidense The New York Times, que indica que su jefe de personal, Umar Daudzai, recibe pagos de Irán para promover los intereses de Irán en el palacio presidencial de Afganistán.

Karzai dijo que Daudzai acepta el dinero siempre bajo órdenes suyas. The New York Times en su publicación cita a fuentes anónimas que aseguran que este dinero sirve para comprar la lealtad de legisladores, jefes tribales y  líderes de talibanes.