El agua es limitada y a su vez esencial para la vida humana, de otros animales y de las plantas. Ahora la preocupación no es sólo cómo no contaminarla, sino también como ahorrarla.

La empresa del acueducto de la ciudad de Washington busca crear conciencia en sus usuarios de la importancia del ahorro.

“Uno de nuestros retos hoy en día, es que la cantidad de agua, tanto fresca como la salada está determinada y está cantidad simpletemente pasa por ciclos de transformación.” dijo a voanoticias.com George S. Hawkins, director general del Acueducto y Alcantarillado de Washington, DC Waters.

Vea el video con Juan Vaca, un mecánico industrial de DC Waters.

Y es que el agua fresca no es fácil de conseguir, como lo pueden testimoniar quienes viven en lugares sin acceso a la misma. Por esto, son indiscutibles los problemas de este recurso a nivel mundial.

El convertir el agua de mar en agua fresca es lo que se llama desalinización, y “la desalinización es un proceso sumamente costoso” nos explica Jorge Medrano, Ingeniero de Recursos Hídricos.

Por otra parte, “toda el agua que se está descongelando por los cambios de climáticos, es agua fresca pero al derretirse llega a los océanos, convirtiéndose en agua salada, entonces el agua es un recurso absolutamente precioso. Y la operación de llevar agua, de donde no está a donde se necesita, son muy costosos”, dice Hawkins.

Entonces, por razones ambientales y económicas, es buena idea ayudar a ahorrar agua.

Juan Vaca, un mecánico industrial que ha trabajado en el acueducto de la ciudad de Washington por 25 años, nos explicó tres simples soluciones que pueden ayudar a reducir el consumo de agua y así la cantidad de dinero que pagamos por la misma mensualmente.

Cambiar el filtro del lavamanos y el lavaplatos

La cantidad de agua que se necesita para lavar los platos es diferente a la cantidad de agua requerida para cepillarse los dientes o lavarse las manos. Por eso DC Waters recomienda cambiar los enrosques para disminuir la cantidad de agua que sale por la llave. Por ejemplo, instale un empaque o filtro de 1.0 galones por minuto (GPM) en el baño y en la cocina use uno de 1.5 GPM.

Controle el agua de la ducha

Aunque honestamente no se qué tan fácil es conseguir estos pequeños empaques, la recomendación es colocar un controlador de agua en la ducha. “Así cuando se está enjabonando no gasta la misma cantidad de agua, pero sí mantienen la temperatura deseada”, dice el mecánico de aguas.

Ver el video arriba

Revisar la cisterna

Asegurarse de que la cisterna no tiene goteo es algo muy simple que puede ahorrar mucho dinero. Para ayudar en este aspecto “usted puede depositar una pastilla de tintura al tanque y dejarlo quieto por 15 minutos”,  nos explica Vaca. Si usted nota cualquier coloración en el agua, sin haber soltado la cisterna, es porque usted tiene un goteo.

No es fortuito que la empresa de acueductos, liderada por George Hawkins quien anteriormente era el Director de la oficina del Ambiente, haya cambiado su nombre adoptando un nuevo lema que dice “el agua es vida”,- y es costosa, yo añadiría.