El presidente venezolano, Hugo Chávez, pidió una revisión de las relaciones con el Vaticano.

Sin embargo, las tensiones entre su gobierno y autoridades locales de la Iglesia Católica, quienes criticaron de sus políticas.

Chávez hizo el anuncio en un discurso en el que además, desafió la autoridad del papa Benedicto XVI.

Chávez, pidió al canciller, Nicolás Maduro, que designe un equipo de expertos para examinar un acuerdo que otorga privilegios a la Iglesia y no a otras organizaciones religiosas en el país.

Por su parte, el Nuncio Papal en Caracas no se ha expresado sobre el particular.

Entre tanto, la conferencia de Obispos de Venezuela dijo que la polarización política está creando un ambiente hostil en la nación sudamericana.