"Tienen prácticamente secuestrado al presidente", dijo el mandatario de Ecuador, Rafael Correa, al denunciar a los policías rebeldes.

Según el mandatario, la revuelta policial es "un intento de golpe de Estado" y denunció que grupos rebeldes y opositores venían preparando la "conspiración" desde "hace mucho tiempo".

Lea además: voanoticias.com desde Ecuador

El gobernante acudió al hospital luego de denunciar que una bomba lacrimógena estalló cerca de sus ojos.

"Me quitaron la máscara para que me asfixie”, dijo Correa. “Entonces me trajeron” al hospital. “En verdad que no podía respirar", aseguró el mandatario. "Me tuvieron que ingresar al hospital. ¡Es impresionante nuestra fuerza pública, atacaron al presidente!", añadió.

Reacción internacional

Mientras la OEA anunció una sesión extraordinaria para el fin del día en su sede en Washington, con el planteo del presidente de Chile, Sebastián Piñera de aplicar la clásula demócrática, tanto para apoyar a las autoridades electas, como para exigirles el cumplimiento de la constitución.

El Departamento de Estado a través de su vocero, P.J. Crowley dijo que “estamos monitoreando lo que está sucediendo”.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, habló de la posibilidad de accionar a la Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR), al MERCOSUR y a la Organización de los Estados Americanos (OEA)

Mientras tanto, la cancillería argentina expresó "su profunda preocupación por los hechos protagonizados hoy por personal policial y militar de las Fuerzas Armadas ecuatorianas en las ciudades de Guayaquil y Quito" y señaló que "da testimonio de su confianza en la institucionalidad democrática del hermano país y en la autoridad política del Presidente constitucional, Rafael Correa, para encontrar el mejor encauzamiento en defensa de los altos intereses del Pueblo y el Gobierno ecuatorianos".

El presidente venezolano, Hugo Chávez, denunció el intento de golpe de estado y desestabilización, por la que acusó a “la derecha” y convocó a los países de la alternativa bolivariana a estar alertas.