Armamento
sin declarar


El barco "Chong Chon Gang" de bandera norcoreana fue detenido e inspeccionado en el Océano Atlántico, cuando ingresó a las aguas territoriales de Panamá, por sospechas de que podría estar transportando drogas a través del Canal de Panamá, tras partir desde el puerto de La Habana, en Cuba.
 
Pero, en vez de drogas las autoridades panameñas encontraron, escondidos bajo una carga de toneladas de azúcar morena, varios contenedores con armamento militar sin declarar.
 
Pocas horas después el gobierno de Cuba emitió una declaración reconociendo el cargamento sin declarar como propio, pero descartó cualquier valor estratégico del armamento que incluye varios misiles, dos caza de combate MiG-21, motores de los mismos jets, y otros equipamientos militar de la era soviética descriptos como “obsoletos” y que era enviado a Corea del Norte para ser reparado.
 
A la vez, Pyongyang, describió el cargamento como “solamente armamentos viejos” que había acordado reparar.