Un grupo de hombres armados asesinaron a 15 jóvenes en un negocio de lavado de autos en Nayarit, México. Es la tercera masacre en México en menos de una semana.

El secretario de Seguridad Pública de Nayarit, Fernando Carvajal, dijo que varios hombres llegaron a bordo de tres vehículos y dispararon contra las víctimas once de ellos eran jóvenes internos de un centro de rehabilitación de drogadictos y laboraban en el lavado de autos.

"Estos muchachos estaban luchando por tener una esperanza, estaban luchando contra las drogas", dijo Ney González gobernador del estado de Nayarit.

En una reunión con funcionarios y representantes del gobierno para analizar su estrategia de seguridad pública, Felipe Calderón, presidente de México, envió sus condolencias por los hechos en Ciudad Juárez, Tijuana y Nayarit, y aseguró que es posible someter a la delincuencia.

Los centros de rehabilitación de drogadictos se han vuelto un blanco de los carteles de narcotraficantes mexicanos al ser escenario de al menos tres grandes matanzas en el último año, la más reciente acabo con la vida de 13 personas en Tijuana.