En Estados Unidos, los precios al consumidor se elevaron en 0,4% en febrero.

Se trata del mayor aumento en los últimos cuatro meses.

El Departamento del Trabajo emitió hoy un informe señalando que el aumento en el índice de precios al consumidor acontece tras una elevación de 0,1% observada en enero.

El departamento indicó que los precios de los combustibles subieron en 2% el mes pasado, ayudando a impulsar los precios de consumo en general.

Sin embargo, otras cotizaciones, como los servicios médicos, la educación y los vuelos comerciales también incrementaron su valor.

El informe de precios al consumidor se conoce un solo día después de que el Banco Central de Estados Unidos, Reserva Federal, elevara las tasas de interés en un cuarto de punto, a 2,75%.