El cuerpo del Papa se encuentra ya en la Basílica de San Pedro, a donde fue transferido desde el Palacio Apostólico y a través de la Plaza de San Pedro.

Cientos de miles de personas podrán ver el cuerpo del fallecido pontífice durante la semana para rendirle tributo en la Basílica, la cual permanecerá abierta 22 horas diarias hasta el funeral del viernes a las 10 de la mañana, hora local de Roma.

Unos cien jefes de estado y aproximadamente dos millones de personas asistirán el viernes al funeral del Papa.

El presidente Bush y la Primera Dama Laura Bush encabezarán la delegación estadounidense a la ceremonia. Gigantescas pantallas de televisión están siendo colocadas en Ciudad del Vaticano y partes de Roma para que los peregrinos puedan observar el adiós solemne a Juan Pablo Segundo.

El vocero papal dijo que los 65 cardenales que hoy se reunieron en el gran salón del Palacio Apostólico, donde el Papa murió el sábado, no especificaron una fecha para el cónclave que seleccionará al próximo Pontífice pero que deben comenzar a reunirse a más tardar el viernes 22 de abril.