El presidente Bush agregó ocho personas y una organización a una lista estadounidense de narcotraficantes extranjeros sujetos a sanciones especiales estadounidenses bajo el denominado “Kingpin Act”.

Cuatro de las ocho personas nombradas este jueves son ciudadanos mexicanos.

La lista también incluye cuatro personas de Bolivia, Guatemala, Afganistán y China, además de la organización mexicana Arriola Márquez.

En un comunicado, la Casa Blanca señaló que el propósito del Kingpin Act es negar a los narcotraficantes extranjeros y sus empresas relacionadas el acceso al sistema financiero de Estados Unidos.

Agregó que quienes integran la lista representan una amenaza para la economía estadounidense, la seguridad nacional y la política exterior.

Los nuevos nombres agregados a la lista elevan a 57 el número de personas y organizaciones en la misma.