Corea del Norte anunció que su regreso a las estancadas negociaciones sobre su programa de armas nucleares depende de la respuesta de Estados Unidos a lo que definió como mejores condiciones.

Este martes, autoridades estadounidenses dijeron que recientemente Corea del Norte indicó que retornaría a las conversaciones entre seis partes, en lo que parecía ser un paso adelante para reasumir las largamente estancadas negociaciones.

Pero a primeras horas de este miércoles, Pyonyang dijo que el retorno depende de cómo Washington responda a una serie de condiciones, las que no fueron especificadas, para cerear lo que definieron como “un ambiente para reasumir las conversaciones”.

Autoridades y analistas se muestran divididos respecto a sí la reciente declaración representa un progreso o es otra táctica dilatoria.

Mientras tanto este martes el embajador de China en Estados Unidos sugirió que las conversaciones podrían ser retomadas en Beijing en las próximas semanas.