Ataques insurgentes en Iraq este martes causaron la muerte a por lo menos 25 personas, incluso tres soldados estadounidenses.

Los peores ataques tuvieron lugar en las afueras de la población norteña de Hawija, donde tres terroristas suicidas asesinaron a 18 personas cerca de puntos de control de seguridad.

En las afueras de Fallujah, un ataque con mortero produjo la muerte a tres iraquíes. Y en Bagdad, disparos hechos desde un vehículo en marcha causaron la muerte a un empleado gubernamental.

Fuentes militares estadounidenses informan que dos soldados de este país murieron en un intercambio armado en una base de Estados Unidos en Tikrit, y otro solado murió murió como consecuencia de la explosión de una bomba en una carretera al norte de Bagdad.

Mientras tanto, las Fuerzas Armadas de Estados Unidos informan que fuerzas iraquíes y de este país arrestaron a 73 presuntos terroristas en Tal Afar, cerca de la frontera siria en las últimas dos semanas.