El primer ministro británico Tony Blair afirmó que los ataques terroristas de la semana pasada probablemente hayan sido efectuados por extremistas islámicos.

Hablando ante el parlamento, Blair declinó dar detalles de la investigación policial que lleva a cabo en relación con el ataque. Sin embargo, elogió el trabajo de la policía y de los servicios de emergencia tras los ataques.

Blair dijo que “parece probable que el ataque fue llevado a cabo por terroristas extremistas islámicos, del tipo de los que, en años recientes, han sido responsables por tantas muertes inocentes en Madrid, Bali, Arabia Saudita, Rusia, Kenia, Tanzania, Pakistán, Yemen, Turquía, Egipto, Marruecos, y por supuesto, en Nueva York el 11 de Septiembre, y en tantos otros países también.”

El líder de oposición Michael Howard dijo que espera que en las próximas semanas el gobierno inicie las gestiones para develar las posibles fallas de seguridad que fueron aprovechadas por los autores del ataque terroristas.

Entretanto, la policía dijo que confirmó el número de personas fallecidas a causa de las explosiones.

La cifra se elevó a 52, con unos 700 heridos.

Expertos forenses señalaron que puede llevar semanas antes de que todas las víctimas de las explosiones sean identificadas públicamente.

Mientras, el alcalde de Londres, Ken Livingstone se convirtió en el primero en firmar el libro de condolencias para las víctimas del ataque.

En su nota, Livingstone escribió “la ciudad resistirá”.