Las autoridades británicas allanaron cinco casas en el norte de Inglaterra en conexión con los ataques terroristas de la semana pasada en Londres, donde murieron por lo menos 52 personas.

Un portavoz de la Policía Metropolitana de Londres dijo este martes que la operación tuvo lugar en West Yorkshire. No se realizaron arrestos.

Esto ocurre un día después que el primer ministro Tony Blair prometió apresurar la puesta en práctica de nuevas leyes anti terrorismo si la policía exige poderes adicionales.

Una nueva encuesta aparecida en el diario London Times este martes indica que casi el 90% de los londinenses apoya medidas más estrictas para la lucha contra el terrorismo.