La policía iraquí informó que un coche bomba causó la muerte de tres personas en la norteña ciudad de Kirkuk.

Las autoridades dicen que la explosión causó heridas a otras 15 personas.

El ataque tuvo lugar poco después que los militares estadounidenses anunciaran que un soldado de Estados Unidos murió de heridas recibidas cuando su patrulla pasó sobre una mina terrestre en las afueas de Bagdad.

Mientras tanto, soldados estadounidenses dieron muerte a 14 insurgentes durante una operación de dos días en el norte de Iraq.

Las fuerzas estadounidenses afirmaron que los hechos ocurrieron en la ciudad de Tal Afar. Otros cinco presuntos insurgentes habían sido detenidos en el área ya el lunes.

Entretanto, los insurgentes mataron a nueve soldados iraquíes durante un ataque contra un puesto de vigilancia iraquí, cerca de Baquba.

Posteriormente, el lunes, un cochoe bomba que explotó en el área causó la muerte a otras dos personas.