Funcionarios de salud chinos informan que aumentó a 27 el número de personas que han muerto por una enfermedad de orígen porcino en la provincia suroccidental de Sichuán.

El Ministro de Salud de China dijo que la enfermedad parece ser una infección diseminada entre cerdos, comúnmente como conocida como “influenza suina”.

Sin embargo, algunos funcionarios médicos dudan que se trate de la influenza suina, por la alta tasa de muertes.

Las víctimas son agricultores o trabajadores agrícolas envueltos en el sacrificio y manejo de cerdos infectados.

Los médicos señalan que aún no han encontrado un tratamiento efectivo contra el flagelo, a pesar del intenso uso de antibióticos.