El presidente Bush designó a John Bolton como embajador de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, pasando por alto al Senado de Estados Unidos.

Bush hizo el anuncio este lunes en la Casa Blanca, argumentando que Bolton proveerá un claro liderzgo de Washington e insistirá en obtener resultados en el seno de la ONU.

Bolton agradeció el nombramiento de parte del presidente Bush.

Los demócratas del Senado han estancado la propuesta designación de Bolton durante varios meses, acusándolo de manipular datos de inteligencia en los meses previos a la guerra en Iraq.

Según la constitución, Bush tiene la facultad de llenar vacantes sin necesidad que el Senado las apruebe mientras el Congreso está en receso.

Bolton solo podría desempeñarse en el cargo hasta la próxima sesión del Congreso, la cual comienza en enero del 2007.