Influyentes funcionarios de la Junta de la Reserva Federal de Estados Unidos tienen previsto aumentar, nuevamente, este martes, la tasa de interés clave.

Casi todos los economistas esperan que la Reserva Federal aumente las tasas de interés que los bancos se cobran entre sí, en 0,25%, llevándola a 3,5%, el nivel más alto desde 2001.

El cambio está destinado a aumentar el costo de los préstamos para impedir que la expansión económica avance demasiado rápido y genere inflación.

A primera hora de este martes, un informe del gobierno mostró que el crecimiento productivo de Estados Unidos disminuyó entre abril y junio a 2,2%.

Previamente, la creciente productividad permitió a los empleadores cumplir con la mayor demanda sin agregar nuevos trabajadores.

Expertos dicen que el cambio significa que las compañías se están quedando sin formas de lograr más productividad con el existente número de empleados y tendrán que hacer algunas contrataciones.