Nuevas cifras proporcionadas por la Oficina del Censo de Estados Unidos muestran que la población latina del país continúa su rápido ascenso.

Según datos del organismo federal estadounidense, 41 millones 300 mil personas de ascendencia hispana o latina viven en estos momentos en Estados Unidos, un incremento de casi seis millones desde los últimos resultados oficiales del censo en 2000.

De acuerdo a los cálculos, los latinos conforman un 14% de la población estadounidense, más que cualquier otro grupo minoritario.

En una señal del cambiante fenómeno demográfico del país, la oficina del Censo dio a conocer que Texas se sumó a California, Nuevo México y Hawai como los Estados donde las personas que no son de raza blanca conforman la mayor parte de la población.

Analistas de políticas públicas sostienen que el patrón de crecimiento podría tener implicaciones serias para la economía estadounidense a menos que los hispanos reciban y aprovechen más oportunidades educacionales.

Históricamente, en Estados Unidos los hispanos han finalizado bachillerato y la universidad en tasas menores que otros grupos étnicos.