En Iraq, un ataque con una bomba a la orilla de una carretera, este viernes, causó la muerte de un soldado estadounidense que se encontraba efectuando un patrullaje en Tikrit, al norte de Bagdad.

Por otra parte, dos soldados estadounidenses resultaron heridos cuando su helicóptero de ataque Apache se estrelló cerca de la norteña ciudad de Kirkuk.

Los más recientes incidentes ocurrieron mientras líderes políticos que representan a los diferentes grupos étnicos y religiosos continúan trabajando en una nueva constitución.

Un borrador del documento debe estar listo el lunes, aunque los problemas más importantes que no se han resuelto incluyen la estructura federal del nuevo Iraq, los derechos de las mujeres y el papel del Islam en la formación del código legal del país.