Un oficial de inteligencia militar del ejército de Estados Unidos dijo que su unidad había sido bloqueada en la intención de darle información al FBI sobre una célula terrorista clave de al-Qaeda, antes de los ataques terroristas del 11 de septiembre.

El teniente coronel Anthony Shaffer dijo que su unidad había identificado a mediados del año 2000 a la célula con base en Estados Unidos, y que dentro de los miembros de la referida célula terrorista se encontraba el líder de los ataque del 11 de septiembre, Mohammad Atta.

Él dijo que la unidad clasificada de alto nivel, denominada “Able Danger”, intentó informar al FBI, pero dijo que los miembros de la unidad fueron obstruidos por abogados militares, preocupados porque los militares legalmente no debían obtener información sobre sospechosos de terrorismo, de acuerdo con la aplicación de la Ley.

La comisión que investiga los atentados del 11 de septiembre ha dicho que supieron sobre “Able Danger” en 2003, pedro que la unidad no había provisto de información significativa.

El coronel Shaffer dijo que decidió revelar su identidad y salir al público con las acusaciones porque está frustrado con la comisión.