Las fuerzas de seguridad jordanas buscan intensamente a cuatro sospechosos de lanzar cohetes este viernes que erraron por poca distancia a dos barcos de la marina estadounidense atracados en el puerto de Áqaba, en el Mar Rojo.

Funcionarios jordanos informaron que tres misiles Katyushka fueron disparados a las 8:30 de la mañana, hora local, desde una bodega en Áqaba.

Dos de los cohetes erraron su blanco, los portaaviones estadounidenses Ahsland y Kearsarge.

Uno de los misiles cayó en una bodega en tanto que el otro estalló cerca de un hospital militar.

Un soldado jordano murió y otro resultó herido en el ataque. El tercer cohete cayó a unos 15 kilómetros de distancia en el lado israelí de la frontera cerca de la población de Eliat, pero no estalló.

Las autoridades buscan a cuatro sospechosos de nacionalidad iraquí y egipcia, quienes rentaron la bodega hace cuatro días.

Un grupo vinculado con al-Qaeda se atribuyó la responsabilidad por los ataques en un comunicado que colocó en Internet, pero que no ha sido verificado.