El exiliado cubano y ex agente de la CIA requerido por Venezuela, Luis Posadas Carriles, desistió de su solicitud de asilo en Estados Unidos.

Sin embargo, durante una audiencia en El Paso, Texas, los abogados de Posada Carriles, de 77 años, dijeron que continuarán argumentando contra su deportación a Venezuela.

Para el 26 de septiembre se prevé una audiencia sobre el caso. Los abogados de Posada Carriles, quien fue entrenado por la CIA en la década de los 60, argumentan que su cliente podría ser torturado si es deportado a Venezuela.

Posada Carriles ha sido acusado de conspirar en el ataque a un avión de Cubana de Aviación en 1976 donde perecieron 73 personas.

Posada niega haber participado en el atentado.