El presidente Bush ordenó que la bandera estadounidense ondee a media asta, en señal de duelo, por la muerte del presidente de la Corte Suprema de Justicia, William Rehnquist, quien falleció el sábado, a los 80 años de edad.

Bush, quien emitió la orden el domingo, calificó la muerte de Rehnquist como una gran pérdida para el sistema judicial estadounidense y para el país.

Funcionarios de la corte dijeron que el cadáver de Rehnquist será velado en la Corte Suprema, el martes y miércoles, antes del funeral para familiares y amigos. Rehnquist será sepultado, en una ceremonia privada, en el Cementerio Nacional de Arlington.

Rehnquist pasó 33 años en la Corte Suprema y fue su presidente desde 1986. El magistrado falleció en su casa, en Virginia, en las afueras de Washington, tras batallar un cáncer de tiroides durante casi un año.