El líder espiritual tibetano en el exilio, el Dalai Lama, dijo estar conmocionado y profundamente entristecido por la destrucción causada por el huracán Katrina.

En un mensaje enviado al presidente Bush, el Dalai Lama dice que el pueblo del Tibet comparte el inmenso sufrimiento y las terribles pérdidas que las víctimas deben soportar.

También el Dalai Lama comprometió una contribución de 100 mil dólares a la administración estadounidense para colaborar con los esfuerzos de ayuda.

En el mensaje también dice que serán ofrecidas oraciones especiales por congregaciones de monjes y monjas.