La disidente y economista cubana Marta Beatriz Roque Cabello dialogó con Patricia Dalmasy sobre sus declaraciones a la prensa venezolana asegurando que “en Cuba odian a los venezolanos”.

La Voz de América consultó a la sección de intereses de Cuba en Washington respecto a las declaraciones formuladas por la disidente cubana Marta Beatriz Roque a Patricia Dalmasy.

El secretario de prensa de la sección de intereses de Cuba en Washington, Lázaro Herrera, contestó en una nota escrita que transcribimos fielmente a continuación.

Señora Patricia Dalmasy:

Después de leído el artículo que amablemente me remitió, decidí utilizar la misma vía para darle respuesta, más a su solicitud que al propio artículo, pues éste no inspira ningún tratamiento serio.

Apelo a su ética periodística para solicitarle que sea fiel a la hora de publicar este comentario, que he hecho a su solicitud.

Es una entrevista plagada de mentiras ridículas y ofensivas desde el título hasta el punto final. No merece un espacio en ningún medio que se respete. Tampoco merece que se le tome en serio.

No son de extrañar esas declaraciones de la señora Marta Beatriz Roque cuando se conoce su historial al servicio de una potencia extranjera, su subordinación a la labor de subversión que realiza la sección de intereses de Estados Unidos en La Habana, por lo cual ella es bien pagada.

Todo eso ha sido públicamente demostrado y hay suficiente información pública al respecto. Cualquier diccionario define su labor como "mercenarismo".

Una señora que apoya la guerra económica del gobierno norteamericano contra el pueblo cubano; apoya las medidas adoptadas por la administración del presidente Bush contra la familia cubana, apoya un programa aprobado por dicha administración para acabar con el gobierno legalmente establecido en Cuba y rinde honores públicamente al presidente de esa potencia enemiga no puede ser, ni mucho menos, “la Marta de los cubanos”.

Es una frase demasiado ridícula y ofensiva para el pueblo de Cuba. Por tanto, sugiero a la periodista que escribió el articulo que haga la corrección: Ella no es la Marta de los cubanos.

En todo caso, sería la Marta de los que trabajan al servicio de Estados Unidos. Ella es la Marta del gobierno norteamericano.

Cualquier medio que se respete debería evitar prestarse a divulgar tantas mentiras juntas en nombre de una posición política, pues pone en riesgo su propio prestigio y credibilidad.

Respetuosamente, Lázaro Herrera Secretario de prensa Sección de Intereses de Cuba Washington, D.C.