El presidente Bush afirmó que funcionarios federales tienen “gran preocupación” acerca de que la tormenta tropical Rita, pueda causar nuevas inundaciones en Nueva Orleáns.

En sus declaraciones en la Casa Blanca hoy lunes, Bush dijo que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos teme que las fuertes lluvias hagan que los diques de la ciudad, recientemente reparados, vuelvan a ceder.

Gran parte de Nueva Orleáns está construida bajo el nivel del mar, y la falla de los diques durante el huracán Katrina inundó el 80% de la ciudad.

Los meteorólogos sostienen que la Tormenta Tropical Rita podría convertirse en huracán y avanzar hacia el Golfo de México, al sur de Nueva Orleáns a fines de la semana.

El presidente dijo que las autoridades de Nueva Orleáns deben ser realistas respecto a hacer regresar gente a la ciudad antes de que sea seguro hacerlo.