La familia de Jean Charles de Menezes, quien fue asesinado por la policía británica al confundirlo con un terrorista, visitó la estación del subterráneo londinense donde el joven brasileño perdió la vida.

Ellos llegaron a Gran Bretaña este martes para exigir justicia.

De Menezes recibió varios disparos en la cabeza el 22 de julio, un día después que cuatro sospechosos fracasaron al tratar de llevar a cabo atentados suicidas en el subterráneo y en un autobús.

Inicialmente, la policía dio a conocer que el electricista de 27 años estaba actuando de manera extraña y que pasó por alto ordenes de detenerse.

Sin embargo, detalles conocidos posteriormente por medios informativos disputan esa versión de los hechos.

La familia De Menezes tiene planes de reunirse mañana jueves con el panel independiente que investiga la muerte de Jean Charles.