Los economistas atribuyeron al huracán Katrina la pérdida de otros 60 mil empleos en el sur de Estados Unidos.

Tal es la cifra que muestra un informe entregado hoy por el Departamento de Comercio de Estados Unidos indicando la cantidad de personas que solicitaron seguro de desempleo por primera vez la semana pasada, debido a la tormenta.

Katrina acabó con la vida de mil personas y dejó fuera de operaciones a miles de empresas.

A pesar de la tormenta, la cifra nacional de solicitudes iniciales por cesantía bajó la semana pasada en 79 mil, ubicándose en los 356 mil.

Los expertos calculan que la tormenta probablemente haya implicado la pérdida de unas 400 mil plazas de trabajo, además de bajar el ritmo de crecimiento económico.

Otro informe del gobierno entregado hoy indica que el Producto Interno Bruto, PIB, previo al huracán Katrina era de un sólido 3,3%.

Ahora se prevé que el PIB caiga a cerca del tres por ciento para el segundo semestre de este año. La cifra es inferior en un uno por ciento a los pronósticos previos al huracán Katrina.