Fuertes vientos en el sur de California han desatado grandes incendios forestales que se han extendido y se acercan a la autopista más importante, a la vez que han destruido una cantidad de casas y comercios.

Los incendios han arrasado con por lo menos dos mil hectáreas de tierras del Valle de San Fernando, a unos 50 kilómetros al norte del centro de Los Angeles.

Gigantescas columnas de humo cubre toda el área este jueves mientras los bomberos luchan para extinguir las llamas que están fuera de control.

Las autoridades cerraron la Autopista Ronald Reagan este miércoles y ordenaron a dos comunidades, Bell Canyon y Box Canyon a evacuar sus casas.

Incendios forestales se producen en el sur de California casi todos los años por estas fechas, los cuales son desencadenados por la combinación de fuertes vientos, altas tempraturas y las tradicionales sequías estacionales.

Las autoridades han alertado que el riesgo de incendios forestales podría ser muy alto este año, debido al inusual acumulación de malezas, debido a las fuertes precipitaciones que se registraron en el invierno pasado.