El presidente de Taiwán, Chen Shui-bian, prometió luchar contra la corrupción y buscar el apoyo para fortalecer las Fuerzas Armadas mientras la isla celebra su Día Nacional.

En su principal discurso, pronunciado hoy en Taipei, Chen se refirió al alcance de los objetivos de su partido de revitalización económica.

El mandatario defendió sus politicas diciendo que son positivas para empleados, empleadores y gobierno, atacando a los opositores según los cuales las políticas del gobierno están orientadas hacia la comunidad empresarial y las grandes corporaciones.

El mandatario taiwanés también propuso el fortalecimiento de las fuerzas armadas para enfrentar la creciente militarización de China.