El presidente Bush dijo que el gobierno federal no debe dictar cómo Nueva Orleáns reconstruye las áreas devastadas por el huracán Katrina.

En una entrevista con NBC este martes, el mandatario dijo haber comunicado al alcalde de Nueva Orleáns, Ray Nagin, que su Administración apoyará el plan que presenten los funcionarios locales.

El Jefe de Estado prometió la masiva ayuda del gobierno de Estados Unidos para reconstruir zonas devastadas por Katrina, un huracán que destruyó decenas de miles de viviendas en los estados de Louisiana y Misssisipi.

Bush llegó ayer lunes a Nueva Orleáns para recibir los más recientes informes sobre los esfuerzos de recuperación.

Este es el octavo viaje del presidente a la región desde el paso de la tormenta a fines de agosto.

El índice de aprobación pública del mandatario permanece bajo, en parte debido a lo que se percibió como la lenta respuesta del gobierno al desastre.