Los países en desarrollo consideran su respuesta a los ofrecimientos de Estados Unidos y la Unión Europea para reducir los subsidios agrícolas y reiniciar las estancadas negociaciones respecto a un pacto de libre comercio global.

Las discusiones ocurren un día después que Estados Unidos señalara durante las conversaciones en Suiza, que está dispuesto a reducir ciertos subsidios agrícolas en 60 por ciento.

La Unión Europea también propuso reducciones a los subsidios agrícolas, mientras Japón rechazó la oferta estadounidense.

El Representante Comercial de Estados Unidos, Rob Portman, afirmó que es cautamente optimista acerca del resultado de las conversaciones, sólo dos meses antes de una cumbre comercial clave a afectuarse en Hong Kong.

Los diplomáticos señalaron que las discusiones de esta semana serán la última oportunidad para asegurar las amplias disposiciones respecto a un tratado de comercio mundial antes de la cumbre de Hong Kong.

Los países en desarrollo sostienen que los subsidios a los agricultores en las naciones ricas les otorgan una ventaja injusta en los mercados mundiales.