Los guatemaltecos lloran la muerte de dos mil personas, después que, el martes, socorristas pusieran fin a la búsqueda de supervivientes de los deslizamientos de tierra de la semana pasada.

Mil 400 personas fueron incluidas en la lista de desaparecidos tras los deslaves ocasionados por el huracán Stan.

Los desaparecidos serían agregados a la lista de oficial de muertos, que hasta este miércoles ascendía a 652.

Voluntarios rociaron el lodo endurecido con productos químicos, para impedir que la descomposición de los cadáveres disemine enfermedades.

En una conferencia de prensa, el martes, un portavoz del Departamento de Estado norteamericano dijo que Washington ha proveído más de 250 mil dólares en ayuda de emergencia para Guatemala, y un total de 250 mil dólares a las víctimas de la tormenta en El Salvador, Costa Rica y México.

El secretario de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld aprobó el envío de helicópteros militares, alimentos y otros suministros de ayuda a América Central.

Mientras tanto, las Naciones Unidas han hecho un pedido de emergencia de 22 millones de dólares para ayudar a Guatemala.