En Iraq, uno de los más importantes grupos políticos sunitas acordó apoyar una nueva Constitución en el referéndum del sábado, después de alcanzar un acuerdo con negociadores para considerar futuros cambios al proyecto.

El Parlamento, dominado por sectores chiítas y kurdos, discutirá el acuerdo hoy miércoles durante una sesión especial.

Anoche, el principal partido árabe sunita de Iraq anunció su apoyo al proyecto de Constitución, después que negociadores kurdos y chiítas acordaron permitir al Parlamento considerar las enmiendas a la Constitución.

Se desconoce si otros grupos sunitas que no participaron en las negociaciones revertirán su llamado a los votantes para que rechacen la Constitución.