El primer ciclón tropical que se recuerde en España azotó, el martes, con lluvias el sur del país y el sur de Portugal, donde ha habido una prolongada sequía y donde han tenido lugar mortales incendios forestales.

Los remanentes del huracán Vince, degradado a depresión tropical, llegaron a la costa con vientos de 55 kilómetros por hora y casi cinco centímetros de lluvia.

No se ha informado de daños.

El meteórologo más influyente de España calificó la tormenta como una novedad. Vince fue brevemente un huracán categoría 1 antes de pasar a aguas más frías.