Uno de los pre-candidatos a la presidencia de México desistió de sus aspiraciones a raíz de acusaciones de corrupción.

El ex gobernador estatal Arturo Montiel dijo, el jueves, que no buscará la nominación del Partido Revolucionario Institucional, PRI.

La decisión tuvo lugar en medio de informaciones según las cuales las autoridades están investigando más de tres millones de dólares en depósitos en la cuenta bancaria de uno de sus hijos, e investigando las propiedades de la familia.

Su rival, Roberto Madrazo, es visto ahora como el probable nominado presidencial del PRI. El PRI había gobernado México por 71 años consecutivos, hasta que Vicente Fox del Partido de Acción Nacional fue electo presidente en el 2000.

La constitución mejicana limita a un solo período de seis años el tiempo que un presidente puede ejercer el cargo.

Las encuestas de opinión indican que el alcalde México Andrés Manuel López Obrador.