El presidente de Irán Mahmoud Ahmadinejad, incrementó las preocupaciones internacionales sobre sus ambiciones nucleares al exhortar a la destrucción de Israel.

La Unión Europea, Estados Unidos, Rusia, Canadá y otros gobiernos europeos han condenado categóricamente el llamado que hizo Ahmadinejad para que Israel “sea borrado del mapa”.

EL mandatario iraní hizo la exhortación el miércoles en un discurso a miles de estudiantes reunidos en Teherán para una conferencia titulada: “El Mundo Sin Sionismo”.

En Jerusalén, el viceprimer ministro israelí Simón Peres dijo que Irán debería ser expulsado de las Naciones Unidos, porque ningún miembro de esa organización debe pedir la destrucción de otro país.