Las Medias Blancas de Chicago derrotaron 1 a 0 a los Astros de Houston en la ciudad tejana para titularse campeones de la Serie Mundial de Béisbol en cuatro juegos seguidos.

El campeonato es el primero de los “patiblancos” en 88 años.

La única carrera del partido se produjo en el octavo episodio con dos outs, cuando Jermaine Dye, jardinero derecho de Chicago, disparó un imparable hacia el centro e impulsó la anotación de Willie Harris, quien se encontraba en la tercera almohadilla.

Para los Astros, esta fue su primera presentación en una Serie Mundial desde la fundación de la novena en 1962.

El equipo se convierte en el primero que pierde cuatro partidos seguidos en su debut en el torneo.

El campeonato es el tercero para los chicos del lado “sur” de Chicago que también ganaron en 1906 y luego en 1917.

La novena se convierte en la segunda en la historia que logra 11 triunfos y 1 derrota en la postemporada.

El primer equipo en lograrlo fue el de los Yankees de Nueva York en 1999.