La policía australiana dijo que frustró planes para un ataque terrorista a gran escala al arrestar a 17 personas en Melbourne y Sydney.

Uno de los arrestados este martes fue Abu Bakr, un clérigo musulmán nacido en Argelia, quien ha elogiado a Osama bin Laden calificándolo de un gran hombre.

La policía dijo que un sospechoso fue muerto a tiros y otro herido durante un tiroteo cerca de Sydney. Un oficial también sufrió una leve herida de bala.

Los arrestos tuvieron lugar días después que el gobierno australiano envió de urgencia al Parlamento una enmienda que daría a la policía el poder de arrestar a gente presuntamente involucrada en los primeros niveles de la planificación de ataques.

Las autoridades llevaron a cabo incursiones antes del amanecer debido a lo que, según dijeron, fue una inminente amenaza terrorista. La Policía no identificó los posibles objetivos del ataque.

Se indicó, sin embargo, que durante las incursiones se encontraron materiales para la fabricación de bombas, incluyendo materiales químicos, que combinados, podrían ser altamente volátiles.