El diario The Washington Post informó que ejecutivos de importantes empresas petroleras se reunieron en secreto con un grupo de trabajo sobre política energética estadounidense encabezado por el Vicepresidente Dick Cheney en 2001.

La publicación capitalina señala haber obtenido documentos según los cuales representantes de ExxonMobile, Shell, BP America, y Conoco realizaron reuniones secretas en la Casa Blanca con asesores que desarrollaban las políticas.

Durante una comparecencia ante una comisión del Senado la semana pasada, los presidentes de dichas empresas petroleras negaron haberse reunido con el grupo de trabajo de Cheney.

Ambientalistas han acusado al grupo de trabajo de Cheney de no permitirles acceso a las discusiones sobre política energética a favor de la industria petrolera.

Dos grupos de seguimiento entablaron demanda judicial a la Casa Blanca, sin éxito, para obtener documentos de las reuniones que fueron realizadas en secreto.