El ministro de Finanzas de Brasil, Antonio Palocci, negó haber participado en el financiamiento ilegal de campaña para el gobernante Partido de los Trabajadores. Palocci testificó, el miércoles, ante la Comisión Económica del Senado.

Inicialmente él debía rendir testimonio el próximo martes pero adelantó su comparecencia para acallar las especulaciones sobre su destino político y calmar los mercados financieros.

Palocci es el arquitecto de las políticas económicas de Brasil.

Su testimonio se produce a raíz de acusaciones de que aceptó contribuciones ilegales cuando se desempeñaba como alcalde de la ciudad de Ribeirao Preto hace varios años.

Las acusaciones, presentadas por un ex asesor, son parte de mayor escándalo de corrupción.