El director de un hospital surcoreano dijo que él pagó dinero en efectivo por obtener óvulos humanos usados en la prometedora investigación sobre células madre.

En una declaración, Roh Sung-il, Director del Hospital Mizmedi, dijo que pagó mil 500 dólares a cada uno de los 16 donantes de óvulos debido a que no había suficientes voluntarios para el proyecto.

Roh dijo que el pionero de la clonación Hwang Woo-suk no sabía de los pagos, que no fueron ilegales cuando se efectuaron a fines de 2002.

Ese año, Corea del Sur prohibió las transacciones comerciales de óvulos humanos.

Previamente, este mes, un investigador estadounidense dejó un proyecto de células madre en el cual había estado trabajando por más de un año con Hwang, debido a preocupaciones de carácter ético.

En octubre, Hwang anunció la formación de un Centro Mundial de Células Madre par servir como fuente de este tipo de células para investigación científica.