Un nuevo estudio efectuado por una firma privada con sede aquí en Washington señala que el desempleo juega un papel en la motivación de trabajadores mexicanos indocumentados, cuando deciden abandonar su país para viajar a Estados Unidos.

El Centro Hispano Pew indica en su análisis, publicado el martes, que la mayoría de ellos poseía trabajo antes de viajar a Estados Unidos.

El estudio señala que sólo el cinco por ciento de quienes han residido en Estados Unidos por dos años o menos estaban cesantes en México.

Sin embargo, el sondeo también indica que lo más probable es que la falta de empleos a tiempo completo fuera la principal que los hizo emigrar.

El estudio de unos cinco mil migrantes mexicanos indica que hay una fuerte y sostenida demanda por trabajadores, en las áreas agrícolas, de construcción y manufacturera, pero que la mayoría de los encuestados gana un salario no superior a los 300 dólares a la semana.