El secretario británico del Exterior, Jack Straw, dijo que su gobierno no ha encontrado evidencia de que la administración Bush solicitara permiso para transportar por avión a sospechosos de terrorismo a través del espacio aéreo de Gran Bretaña.

Grupos de derechos humanos afirman que la Agencia Central de Inteligencia ha estado usando ilegalmente aeropuertos y espacio aéreo europeo para transportar a sospechosos de terrorismo hacia prisiones secretas en Europa del Este.

Straw declaró a la BBC que una cuidadosa investigación no ha encontrado evidencia de que detenidos de la CIA hayan llegado a Gran Bretaña, pero añadió que el gobierno continúa investigando las denuncias.

Entre tanto, el primer ministro polaco Casimires Marcinkievicz, dijo que una investigación sobre si su país fue o no el principal centro europeo para la detención de sospechosos de terrorismo, debería concluir la próxima semana.

Añadió que el tema debe finiquitarse tan pronto como sea posible, porque podría resultar peligroso para Polonia.