Lima está al borde de una de las peores sequías de los últimos tiempos.

Desde allí, informa Carlos Chuman.