Un ex ejecutivo de Enron, la firma comercializadora de energía, habría llegado a un acuerdo extrajudicial con la fiscalía, en relación al colapso financiero de la inmensa empresa.

Richard Causey, ex jefe contable de Enron, se declararía culpable, este miércoles, por lo menos de un cargo criminal relacionado con la caída de la compañía, hace cuatro años.

Causey y dos ex jefes ejecutivos de Enron, Kenneth Lay y Jeffrey Skilling, enfrentan decenas de cargos, incluyendo conspiración y fraude.

Está previsto que sean llevados a juicio el mes próximo.

Enron se declaró en quiebra, en diciembre de 2001, después que se supo que había realizado maniobras contables ilícitas para ocultar miles de millones de dólares en deuda.

Causey es la décimosexta persona que se declara culpable en el caso.